Usted est√° en:
Portada Especiales De interés

      

Especiales: De interés
Siguiendo El Tour de Cerca PDF Imprimir E-mail
Escrito por Jos√© Payome Villoria   

‚ÄúLos helic√≥pteros con c√°maras de TV nos anuncian que ya se acercan los ciclistas...‚ÄĚ

Ya son dos semanas las que han transcurrido desde que la gran Caravana del Tour de France 2010 partiera desde Rotterdam en Holanda. Dos semanas en las cuales se han vivido momentos muy emocionantes pero también a su vez momentos dolorosos como las numerosas caídas que han ocasionado lesiones y también abandonos.

El paso por tierras holandesas, belgas y del norte franc√©s nos hac√≠an recordar las ‚ÄúCl√°sicas de Primavera‚ÄĚ, con sus famosos y temidos trayectos de Pav√©, lugar en  donde sucedi√≥ la ca√≠da que obligo al luxemburgu√©s Frank Schleck a retirarse.

El maillot amarillo ha cambiado de due√Īo ya en varias ocasiones; Fabian Cancellara, Sylvain Chavanel y  Cadel Evans lo han portado. Este √ļltimo tiene que cederlo a Andy Schleck en la etapa a St.-Jean-de-Maurienne; los fuertes dolores ocasionados por fractura en el antebrazo no lo dejan seguir la rueda de los grandes favoritos en la subida al Col de la Madeleine y con l√°grimas en los ojos ve que un puesto en el podio ya no ser√° posible. Con Andy Schleck como l√≠der, se dejan los Alpes atr√°s y las siguientes etapas dan m√°s la oportunidad a los sprinters o grupos de escapados, es decir, es un instante de  calma antes de lo que se ver√° m√°s adelante cuando vuelva a aparecer la alta monta√Īa.

Leer m√°s...
 
¬ŅVolveremos al Tour? c¬īest la Question PDF Imprimir E-mail
Escrito por Hern√°n Payome Villoria   

(Entrevista junio de 2010)

Es imposible apartar de nuestra memoria aquellas im√°genes de Lucho Herrera en el Tour de Francia de 1984 ganando la etapa de Alpe D¬īHuez cuando, como corredores aficionados, lleg√°bamos a Europa con un equipo nacional a demostrar nuestra condici√≥n de escarabajos. En la memoria tambi√©n quedar√≠a registrado aquel triunfo de Parra en Lans en Vercors en compa√Ī√≠a de Lucho, dominando a su antojo una etapa de casi 270 kil√≥metros ante el asombro de millones de espectadores en todo el mundo. Y podr√≠amos recordar con la misma nostalgia el rostro ensangrentado de Herrera tras sufrir una violenta ca√≠da en la inolvidable etapa de Saint Etienne en el Tour de 1985.

Estos recuerdos y muchos m√°s, van y vienen a nuestro cerebro como un b√ļmeran de nostalgias, en espera quiz√°s, de poder revivirlos muy pronto con nuevos ciclistas, nuevos proyectos y nuevos dirigentes, pero en las mismas  monta√Īas: las majestuosas monta√Īas del Tour.

Esa ilusi√≥n y esos anhelos son los que a diario manifiesta el aficionado al ciclismo, pregunt√°ndose si Colombia volver√° a vivir aut√©nticos momentos de √©xtasis como los que nuestro deporte ha entregado al pa√≠s. Lo cierto es que las opiniones est√°n divididas: mientras unos  dan por hecho que esos momentos pronto llegar√°n, otros se muestran  muy esc√©pticos.

Leer m√°s...
 
La Ciclovía Bogotana Una Gozada en Peligro PDF Imprimir E-mail
Escrito por Rafael Mendoza   

Si hay algo de lo que pueda vanagloriarse Bogot√° es de su ciclov√≠a, el mejor espacio recreativo que pueden encontrar sus habitantes, no solamente porque ha logrado atraer a un n√ļmero creciente de bogotanos sino porque ha servido como modelo a programas similares que se han ido adoptando en numerosas ciudades colombianas y en grandes urbes de varios continentes.

La ciclov√≠a de los domingos y los d√≠as festivos, que permite que m√°s de dos millones de bogotanos se apoderen de unos cien kil√≥metros de avenidas y calles, es una verdadera gozada que disfrutan ricos y pobres, hombres y mujeres, ni√Īos, j√≥venes, mayores y personas de la tercera edad. Sin importar que caiga un sol aplastante, como el de los √ļltimos meses, o que la fr√≠a lluvia sabanera se apodere de la capital, bicicletas, patines triciclos y patinetas pueden apoderarse de ese asfalto hostil de los restantes d√≠as de la semana, al que tambi√©n tienen derecho caminantes y miles de mascotas. La pinta no importa‚Ķ all√≠ cabe todo, desde las trusas de prestigiosas firmas que exhiben las modelos que se pasean por la 15 para mantener su silueta, hasta las pantalonetas y camisetas ra√≠das de los muchachos de Ciudad Bol√≠var que gozan con sus cabriolas en sus ciclas de cross‚Ķ

Leer m√°s...
 
UNICON XV La Nueva Fiebre: El Monociclismo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Nelson Rojas L.   








Entre el 27 de diciembre de 2009 y el 7 de enero del presente a√Īo se celebr√≥ el decimoquinto campeonato de monociclismo o uniciclismo en la ciudad de Wellington, Nueva Zelanda. Es un campeonato bienal abierto para todo el mundo y no se requiere de una membrec√≠a en un club, una liga o una federaci√≥n deportiva. Requisito √ļnico: montar en monociclo.
Leer m√°s...
 
La Prensa Antideportiva PDF Imprimir E-mail
Escrito por Rafael Mendoza Periodista de Acord Bogot√°   

Yo no sé si a la mayoría de los periodistas que cubren la actividad deportiva los podemos seguir llamando deportivo. Yo más bien diría que con más propiedad los podríamos calificar como periodistas antideportivos.

La razón sólo es una: están ayudando a acabar el deporte en nuestro país.

Remont√©monos unos cuantos a√Īos para compararlos con lo que est√° ocurriendo hoy. Hace 20, 40 o 60 a√Īos hab√≠a f√ļtbol, claro est√°, pero adem√°s ten√≠amos un baloncesto que a nivel local era aceptable con campeonatos que llevaban mucho p√ļblico, ten√≠amos un ciclismo que desde los a√Īos 50s fue fuerte y que en los 80s lleg√≥ a las m√°s altas cumbres orbitales, ten√≠amos un atletismo que ganaba San Silvestres y t√≠tulos panamericanos en las pistas, ten√≠amos un boxeo que nos dej√≥ una larga lista de campeones mundiales, ten√≠amos un b√©isbol que nos hizo gozar con t√≠tulos mundiales‚Ķ

¬ŅY por qu√© los ten√≠amos? Por muchas razones, pero una de las que m√°s pesaba era que contaban con una prensa deportiva que cubr√≠a sus competencias, que iba los campeonatos nacionales de todas las disciplinas y que ten√≠a corresponsales deportivos en las principales capitales, que llevaba p√ļblico, que le mostraba a los patrocinadores que su inversi√≥n era rentable.

Leer m√°s...
 
«InicioPrev12345678910Pr√≥ximoFin»

P√°gina 10 de 11