Usted está en:
Portada Tecnología Polémica por el uso del Potenciómetro

      

Polémica por el uso del Potenciómetro PDF Imprimir E-mail
Escrito por Revista Sólo Ciclismo   
Pulsómetro vs. Potenciómetro; la guerra comienzaPor Hernán Payome VilloriaLa tecnología jamás se detiene, y mientras unos creen que con el uso del Pulsómetro es suficiente, otros opinan que hay que ir de la mano de la ciencia y hacer uso de los Potenciómetros, o medidores de la potencia desarrollada por cada ciclista. Con el pulsómetro se cuantificaba, midiendo el trabajo y la carga de trabajo durante el ejercicio. Y eso se calculaba con base en el funcionamiento del corazón. Con el potenciómetro, como su nombre lo indica, se mide la potencia, en vatios, dos situaciones totalmente diferentes, partiendo de la base que un vatio siempre será un vatio, mientras que un latido cardíaco estará sujeto a influencias como el cansancio acumulado, la altura sobre el nivel del mar, la humedad ambiental, etc. La mejor manera de tratar de explicar la diferencia entre las funciones del pulsómetro y del potenciómetro es imaginarnos dos ciclistas del mismo peso, la misma talla, igual coeficiente aerodinámico, etc., que están pedaleando a 30 kilómetros por hora,  pero uno de ellos lleva un desarrollo de 53 x 12 y, el otro, mueve un 39 x 17.  Allí los dos emplean la misma potencia pero, el primero de ellos va ejerciendo mayor fuerza en cada pedalazo, en tanto el segundo, va más rotado, empleando, como es obvio, una mayor cadencia de pedaleo. Entonces la fuerza entre ambos será diferente; la potencia seguirá siendo la misma. Un ciclista puede tener una frecuencia cardíaca de 150 pulsaciones por minuto y tener un rendimiento alto cuando se desempeña dentro de las mejores condiciones anímicas, ambientales, topográficas, etc. Pero, al día siguiente, puede suceder que con 150 pulsaciones, su rendimiento decaiga notablemente si esas condiciones no son las ideales. En este caso consultar el pulsómetro le serviría sólo como un dato anecdótico. Por el contrario, con el medidor de potencia, se puede conocer qué cantidad de vatios se requiere para, por ejemplo, mantenerse en el lote, hacer una contrarreloj a 50km/hora, sostener una fuga en solitario, etc. Eso permite que pueda dosificarse el esfuerzo y no gastar más, en donde no hay necesidad de hacerlo o, regularse, cuando se compruebe con el potenciómetro que no estamos produciendo los vatios suficientes para la tarea que desempeñamos y, por ende, no vale la pena desgastarse. Todo esto suena artificial y robótico, pero en el mundo deportivo de alta competencia parece ser una alternativa hacia la que muchos están mirando. Otros, por el contrario, argumentan que así se pierde la emotividad de un deporte que se caracteriza justamente por eso.Equipos como el SKY hacen del uso del potenciómetro algo común y corriente; por el contrario, existen poderosos grupos deportivos en el ciclismo que aún son escépticos en cuanto a su vital importancia. Su alto costo, el cual puede llegar a triplicar el de un pulsómetro, hará que el aficionado esté distante por algún tiempo de este adelanto tecnológico. Debe tenerse en cuenta que hay adelantos que “no son para todo el mundo”. Para adaptarse al uso e interpretación de los potenciómetros se requiere de "mentes obsesivas", enamoradas del análisis pormenorizado, de las gráficas y, lo más importante, del constante aprendizaje. Otros, con seguridad, seguirán defendiéndose con sus “sensaciones” y resolviendo los problemas día a día según como se vayan presentando. Las dos opciones son válidas y respetables. El problema es saber cuál de las dos llegará primero a la meta.Envíenos su opinión a lector@revistasolociclismo.comJenaro Leguízamo:Opino que la polémica se presenta por desconocimiento. Ésta es una discusión bizantina, tanto como polemizar en un carro qué es más importante, si las llantas o el motor, o si el aceite o la gasolina; son dos cosas distintas, con el uno se mide la carga interna y con el otro la externa, ambos son extremadamente útiles, ninguno es más que otro, ambos se necesitan indefectiblemente.Memogun 21:Algo que me deja pensativo, sobre el tema del Potenciómetro, es la medida. En el Pulsómetro medimos pulsaciones por minuto; como es la medida en el Potenciómetro?        R/.Sólo Ciclismo:En este caso, el Potenciómetro nos permitirá tomar la medida en vatios (Watts). Un vatio es la unidad que mide la potencia, y es expresada como un julio (joule) sobre un segundo J/S. Y si hablamos de potencia debemos saber que ésta se obtiene multiplicando la fuerza por la velocidad. En el caso específico del ciclismo, la potencia se consigue al multiplicar la fuerza ejercida sobre el pedal, por la cadencia de pedaleo. Por ejemplo, para obtener 300 watts de potencia, puede lograrse de dos maneras: pedaleando despacio con una relación “pesada”, o pedaleando con un desarrollo suave, de rotación, pero con mucha velocidad. Cada ciclista puede conocer su propia medida en watts,  saber cuál es su potencia que, en términos sencillos, será qué tan fuerte y rápido mueve los pedales.Rogelio Reina:Pienso que esta nueva ayuda de la tecnología, no  debe ser  polémica, por cuanto se complementa con el pulsómetro y de esta manera el ciclista tiene  información simultanea, tanto del funcionamiento de su sistema  cardio/pulmonar como de la potencia que va desarrollando; para un mejor control de su rendimiento en general, logrando el “pedaleo efectivo”, combinando Resistencia, Agilidad y Fuerza; en razón a que  a las velocidades que se están alcanzando hoy en día la verdad son bastante altas y ya no se utilizan desarrollos o multiplicaciones tan pesados como antes. Luis Fernando Saldarriaga (D.T. equipo 4-72)Los potenciómetros son mas objetivos, y registran un trabajo efectuado. Los pulsómetros registran variables. El tema es largo.