Usted está en:
Portada Entrevista Así Gané La Vuelta del ´62 Roberto “Pajarito” Buitrago

      

Así Gané La Vuelta del ´62 Roberto “Pajarito” Buitrago PDF Imprimir E-mail
Escrito por Hernán Payome Villoria Fotos Sólo Ciclismo y Archivo Bogotá   




"Pajarito" Buitrago


Su nombre, al igual que el de muchos más en el amplio mundo del ciclismo, es reemplazado por un apodo que prácticamente se convierte en su única identidad: “pajarito” Buitrago. Pero, para efectos estrictamente legales, quizás deba firmar como Julio Roberto Buitrago Dueñas, un hombre nacido en Guayatá (Boyacá) el 13 de enero de 1937, es decir, tiene 77 años.

Revista Sólo Ciclismo le sorprendió en su casa vacacional de Silvania en Cundinamarca, para pedirle que rememore con nosotros ese pasado alegre y nostálgico de los años cincuentas y sesentas cuando su nombre ocupaba las primeras páginas de los principales diarios del país.

Revista Sólo Ciclismo: ¿Por qué “pajarito” Buitrago?
Roberto Buitrago: Bueno, curiosamente el apodo no me lo puso Carlos Arturo Rueda C. quien bautizó al 80% de los ciclistas en Colombia. Este apodo me lo puso un ciclista de Pasto en una carrera en la cual, según él, yo había volado como un pajarito y les había ganado a todos. Ese es el verdadero origen de mi sobrenombre.

RSC. Háblenos de su infancia.
RB. A mí me trajeron a Bogotá un poco antes del 9 de abril del ´48. Nuestra casa está ubicada en el barrio 7 de Agosto y, muy cerca de allí, como a cuadra y media, alquilaban bicicletas. En esa época esa era la moda. Claro que eran bicicletas de turismo porque las de carreras aún no se conocían. Entonces yo ahorraba de mi plata de las onces para poder alquilar una de estas bicicletas durante una o dos horas. Obviamente entre más montaba más me entusiasmaba con el ciclismo.




Julio Roberto Buitrago Dueñas


RSC. ¿Cuándo comenzó a competir?
RB. Justamente en esa época compré mi primera bicicleta y tomé la decisión de participar en una de tantas carreras que se realizaban. Ir a Chía era salir de Bogotá, e ir hasta Zipaquirá era ir muy lejos; eran distancias consideradas muy largas en aquellos años. Las inscripciones eran gratuitas y la premiación no pasaba de medallitas o trofeos; realmente se corría por “pura fiebre”. En el año ´54 tuve una bicicleta de carreras y el nivel de las competencias en las que participaba aumentó.

RSC. ¿Cuál era su fortaleza y cuál su debilidad?
RB. Subía muy bien; esa fue mi fortaleza. Mi debilidad era el terreno plano porque a pesar de medir 1.74 pesaba sólo 60 kilos; era muy delgado. Pero gracias a mis condiciones de escalador fui varias veces Rey de la Montaña en Vueltas a Colombia. En ese entonces no se decía Campeón de Montaña sino Rey. Recuerdo que en 1954 nos fuimos a vivir al barrio Primero de Mayo en el sector del 20 de Julio y allí formé un grupo de jóvenes entusiastas tanto para entrenar como para competir. Fue en aquella época cuando entré a trabajar como mensajero en Droguerías Nueva York, en la calle 24 con carrera séptima. En 1955 corrí la Vuelta a Cundinamarca que constó de cuatro etapas muy duras por terrenos destapados por Pacho, La Palma, Guaduas, etc. terminando en Bogotá.

RSC. Las fechas parecen estar ligadas a sus lugares de residencia: 7 de agosto, Primero de mayo, 20 de julio…
RB. (Sonríe).

RSC. Un paréntesis: ¿Cuántos hermanos tuvo?
RB. Tuve 10 hermanos; cinco hombres y cinco mujeres.

RSC. ¿Cuándo debutó en La Vuelta a Colombia?
RB. En 1956, ocupando el puesto 47 en la general. En otra quedé tercero; en 1960 fui subcampeón detrás de Hernán Medina Calderón. En aquella Vuelta tomé la camiseta tricolor de líder en Bucaramanga y la mantuve durante 14 etapas; ese récord está vigente todavía. Infortunadamente en la penúltima etapa (Manizales-Riosucio) tuve una serie de pinchazos y perdí la opción de ganar la Vuelta; el campeón fue Hernán Medina. Esa fue la primera Vuelta que terminó en Medellín, porque siempre terminaban en Bogotá.

RSC. ¿Cómo se desarrolló la Vuelta del ´62?
RB. En esa época las diferencias “normales” entre uno y otro eran de diez, quince minutos, media hora…una hora. En la penúltima etapa (Manizales-Dorada) yo gané el premio de montaña en el Páramo de Letras y me lancé en el descenso. Al paso por Fresno yo llevaba una ventaja cercana a los quince minutos. Javier Suárez había tenido una caída. Cuando yo llegué al “plancito cansón” entre Mariquita y La Dorada tuve una crisis por físico agotamiento y fui alcanzado por el lote principal. La etapa la ganó Rubén Darío Gómez y yo quedé tercero, pero bonificando 10 segundos que me permitieron ser nuevo líder y partir al día siguiente con esa diferencia sobre “cochise” en la etapa La Dorada-Bogotá. Fue una etapa muy interesante y arduamente disputada. Los paisas juraban que ganaría “cochise” y los cundinamarqueses creían que ganaría yo. Realmente la carrera se centró entre los dos y, en el ascenso al alto del Trigo, partía y se iba del lote el que quería. En el descenso a Villeta tuve un pinchazo y “cochise” me pasó de largo. En ese momento pensé: “perdí La Vuelta”. Al llegar a Villeta encontré a “cochise” con el mismo problema: había pinchado. Los dos comenzamos el ascenso a La Tribuna juntos. Yo subía más que él, pero subí al paso suyo reservando energías porque yo suponía que no la iba a tener nada fácil desde La Tribuna hasta El Campín. Él subió con lo justo y yo subí sobrado. Y de ahí hacia Bogotá le tuve que aguantar los mil arrancones que me hizo, pero no me dejé sacar de rueda. Como se había venido tanta gente desde Guaduas, al plan caímos como unos quince, así que eso me favoreció un poco para protegerme del viento en el plan.




"Pajarito" Buitrago, Campeón 1962



RSC. ¿Por dónde entró la carrera a Bogotá?
RB. Al pasar Fontibón seguimos por la Calle 13 hasta la Carrera 30 y volteamos hacia El Campín. La presencia de público a lo largo del recorrido fue de proporciones inimaginables. Toda la atención del país centró sus miradas en el final de aquella Vuelta. Recuerdo que el último arrancón que me pegó “cochise” fue en la Carrera 30 llegando al Campín. Yo resistí hasta donde mis fuerzas me lo permitieron pero no aguanté más: me estallé. Lo curioso de todo esto es que justo en ese momento “cochise” se estalló también. Si él hubiese insistido un poco más me gana La Vuelta, pero los dos quedamos “limpios” al mismo tiempo.

RSC. ¿Entonces dónde se pierden los dos segundos?
RB. A la entrada al estadio en la puerta de maratón. “Cochise” entró primero que yo, me tomó unos veinte metros de ventaja, pero sólo logró descontarme dos segundos. Le gané La Vuelta por ocho segundos.



Hernán Medina, "Pajarito" Buitrago y "Cochise"



RSC. Roberto: si, como dice la canción, veinte años no es nada, entonces ocho segundos qué son?
RB. Un suspiro! Solamente eso: un suspiro!

RSC. ¿Fue éste el mejor momento de su carrera deportiva?
RB. Sí. Indudablemente el mejor momento fue la entrada al estadio El Campín. Pero también recuerdo con mucha alegría el haber representado a Colombia en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960.

RSC. ¿Y la mayor tristeza?
RB. Mi retiro de una Vuelta a Colombia en la etapa Medellín-Riosucio por problemas de salud.

RSC. Por favor describa con una frase a las siguientes personas:

Hernán Medina Calderón:
Una persona muy culta. No en vano se le conoció como El Príncipe estudiante.

Rubén Darío Gómez:
El ciclista más inteligente.

Julio Arrastía Bricca:
El mejor entrenador y sobre todo, el mejor director de ciclismo.

Ramón Hoyos:
mmm bueno… él era muy bueno pero….tenía sus cositas, como todo paisa.

“Cochise”:
El loco! Un loco definitivamente, pero muy buena persona.




Roberto "Pajarito" Buitrago con Fabio Parra, Miguel Samacá, Álvaro Pachón,
Luis Herrera, Rafael Niño, Pablo Wilches, Oliverio Rincón, Pablo Hernández,
Javier Suárez, Carlos M. Jaramillo, Martín Rodríguez, entre otros.



RSC. Existió el doping en los años sesentas?
RB. No! Yo creo que el problema del doping comenzó en la década siguiente; en los setentas.

RSC. Si tuviera veinte años ahora, volvería a ser ciclista?
RB. Sí claro! Pero no solamente si tuviera veinte años; si fuese treinta años más joven con seguridad volvería a competir.

RSC. ¿Cómo es su estado de salud actualmente?
RB. Muy bueno. Yo no sufro absolutamente de nada. A veces me da gripa.

RSC. ¿Cómo está conformada su familia actualmente?
RB. Cumplo este año bodas de oro en un matrimonio con Myriam Buitrago. Tenemos 4 hijos: Diana, la mayor, que es sofróloga, Roberto que es ingeniero civil, Gina que es odontóloga y la cuarta, Luisa, es médico internista.

RSC. ¿Qué clase de pajarito le hubiera gustado ser?
RB. (sonríe). Me hubiera gustado ser un Copetón.

RSC. ¿Alguna vez en la vida se ha sentido enjaulado?
RB. No! Afortunadamente he llevado una vida muy afortunada, normal, de una persona que trabaja y que logró tener un nombre en el deporte colombiano.