Usted está en:
Portada

      

Los del ruido son otros. PDF Imprimir E-mail
Escrito por Hernán Payome Villoria   


Selección Colombia de Ruta Élite, 2018. Foto FCC.



¡Los del ruido son otros!


Por:  Hernán Payome Villoria

No hay porqué desilusionarse con la actuación de los ciclistas en el Mundial. Es tan solo un deporte y alguien tiene que ganar, no siempre un colombiano. Obviamente, sí hay que analizar la causa de un resultado. Pero aquellos que hoy lloran desilusionados con lo ocurrido en el Mundial de Ciclismo, son los mismos que hicieron tanto ruido llamando héroes a los deportistas colombianos, despojándolos de su condición de seres humanos. Esos mismos que ayer agrandaban a los ciclistas son los mismos que hoy quieren destruirlos. Colombia debe comenzar a madurar en el criterio periodístico y dejar a un lado tanto patriotismo infundado, anacrónico y obsoleto que hoy vende humo y mañana destroza a quien llamaba héroes. Por culpa de esos medios irresponsables es que la afición se desboca, se polariza, se embravece, se enloquece y se mata entre sí cuando se gana o cuando se pierde. Si a los periodistas se les midiera con el mismo rasero que a los deportistas, muchos de ellos no pasarían el examen.

A cambio de crear héroes todos los días, Rigonators, Supermanes, Nairomanes y otros manes, deberían emprender campañas educativas, utilizar el potencial de lectores, oyentes y televidentes que tienen, para enseñar, construir y difundir, no solamente los grandes eventos, sino incluso aquellos  de menor perfil.  Eso es periodismo deportivo; lo demás es sólo un bla, bla blá irresponsable que sólo empobrece la profesión del comunicador.

También es responsable en parte el aficionado que se deja llevar por sus emociones, por los intereses económicos de los grandes medios y, como borrego, contribuye a que en Colombia se vea el deporte sólo como un negocio y no como una forma de construir sociedad.

Estamos muy mal, y como sociedad no podemos aspirar ni a la medalla de cuero.