Usted está en:
Portada Nacional Ruta Sexo Débil?

      

Sexo Débil? PDF Imprimir E-mail
Escrito por Hernán Payome Villoria   


CINCO VALIENTES RUTERAS, TRAS EL SUEÑO DE MUCHOS: EL RÉCORDS GUINNESS

La historia de los Récord Guinness se remonta a 1951, año en el cual el inglés sir Hugh Beaver, entonces director ejecutivo de Guinness Brewery, sugirió la creación de una empresa que tuviera por objetivo la recopilación de todos los récords mundiales, y su respectiva publicación en El Libro Guinness de los Récords, cuya primera edición se publicó el 27 de agosto de 1955.


“El Equipo de Administración de Récords mantiene un estricto control para garantizar la exactitud de cada uno de nuestros Guinness World Récords, y el equipo de Administradores de Récords trabaja con insobornable imparcialidad y compromiso absoluto con la verdad. Un hecho sólo se convierte en Guinness World Récord cuando se ha comprobado y verificado sin ninguna sombra de duda.”


El libro se ha convertido en un auténtico récord. Ha superado los cien millones de ejemplares en 100 países y 37 idiomas, lo que lo convierte en el libro más vendido de todos los tiempos.


Con esta breve descripción de la historia de los Guinnnes Récords, Sólo Ciclismo destaca y aplaude el gran esfuerzo realizado por cinco mujeres ciclistas, cuatro de ellas colombianas y una costarricense, quienes el pasado diecinueve de abril, y después de treinta días sobre la bicicleta, lograron recorrer la no despreciable distancia de 5.500 km por las carreteras colombianas, tomando como punto de partida la ciudad de Barrancabermeja, transitando por Santa Marta, Riohacha, Cartagena, Medellín, Buga, Popayán, Tuluá, Armenia, Ibagué, Fusagasugá, Bogotá, Villavicencio, Tunja, Duitama, entre muchas más, para finalizar victoriosas en la capital del país, en medio de la ovación y muestras de cariño rendidas por un público entusiasta. La alegría en sus rostros era tal, que bien podría asegurarse que lograban disimular y casi olvidar el cansancio acumulado en sus cuerpos, después de tantas jornadas extenuantes, de admirable sacrificio.


Sólo Ciclismo, testigo de este magno esfuerzo, dialogó con Marcela Rubiano, la chica costarricense, parte fundamental de este quinteto de valientes ruteras.

SC. En qué momento nace el equipo Futuro Colombia?
MR. El equipo como tal ya tiene cinco años y nació por iniciativa del señor Efraín Abdala.


SC. Cuál es la finalidad del equipo?
MR. Básicamente buscar el patrocinio para intervenciones a nivel nacional e internacional y, particularmente, hacer ver a las empresas que no solamente existe el ciclismo femenino de pista, sino que existe el de ruta también.


SC. Quién patrocina el equipo?
MR. Actualmente lo patrocina el director, Efraín Abdala, pero con el transcurrir de los kilómetros en esta aventura, logramos establecer algunos contactos que potencialmente puedan vincularse en el apoyo.

SC Quiénes conforman el quipo?
MR. Somos cinco integrantes: Yésica Paola Mendoza (19 años-Santander), Sindra Viviana Narváez (21 años-Caldas), Gloria Damaris Gutiérrez (30 años-Quindío), Victoria Alicia Galvis (24 años-Cundinamarca), Marcela Rubiano (20 años-Costa Rica). También hace parte Sandra Valencia (Caldas) quien, infortunadamente, no pudo hacer parte de este intento de récord.
SC. Cómo fue la preparación para este reto?
MR. Tuvimos un período de preparación física que consistió en gimnasia, atletismo y natación. Posteriormente iniciamos la parte estrictamente ciclística, incluyendo en ésta, algunas competencias como La Vuelta al Quindío.


SC. Qué tipo de desarrollos utilizaron?
MR. Las bicicletas vienen adaptadas con platos 53 y 39 y pachas que van de 12 a 27.


SC. Cuántos pinchazos, caídas y problemas de salud tuvieron?
MR. La verdad, hubo muchos pinchazos, pero no por falla en el material, sino por la malla vial tan desastrosa en muchos de los sectores que transitamos. Como no teníamos mecánico, nos tocaba a nosotras mismas solucionar los inconvenientes. En el recorrido Neiva-Ibagué, Victoria Galvis sufrió una fuerte caída, pero afortunadamente no hubo fracturas. Ella pudo continuar.


SC. Cada una de ustedes pedaleó el 100% de los kilómetros?
MR. No. El récord consistió en que permanentemente hubiese mínimo tres ciclistas sobre la bicicleta, es decir, debíamos hacer relevos entre nosotras cinco para lograr administrar las fuerzas y poder alcanzar el objetivo de la distancia. Con base en estas reglas, se llevó a cabo la prueba. Entre tanto las que no iban pedaleando se encargaban de lo referente a la alimentación y a arreglos de tipo mecánico. Fue un trabajo realmente integral. Nos tocó repicar y dar misa.


SC. Qué premios de montaña tuvieron que afrontar?
MR. Las primeras etapas fueron planas, pero después todo se complicó o se hizo mucho más exigente al tener que ascender el alto de Ventanas vía a Medellín, posteriormente Minas, La Línea, San Miguel y el alto del Boquerón en el regreso de Villavicencio a Bogotá.


SC. Cuáles son los objetivos a mediano y largo plazos?
MR. Consolidar el equipo con miras a contar con un patrocinador fijo todo el año, y así poder tener un grupo femenino que saque la cara por el país. Lograr que las empresas se acuerden del ciclismo y que no todo sea futbol y más futbol.


SC. Qué debe hacerse para que una marca sea avalada como Récord Guinness?
MR. Bueno, antes de ser Récord Guinnes fue Récord Mundial, pues las Neo Zelandesas tenían una marca de 3.900 kilómetros, la cual fue superada por nuestro equipo.
Hemos inscrito el equipo para optar al Récord Guinness, y para ello fue necesario presentar documentos testimoniales de lo hecho en carretera, adjuntar los informes que se hicieron en la prensa hablada y escrita, en páginas de internet, etc., además de cancelar una suma cercana a los tres millones de pesos.


SC. Récord Guinness aporta la presencia de algún supervisor, se exigen exámenes anti dopaje?
MR. Según las reglas, uno debe adjuntar todo el material posible que evidencie que sí se realizó la prueba, filmaciones de la salida, la llegada y durante algunos tramos en el recorrido. Pero ellos no exigen la presencia de un supervisor.


SC. Qué hace falta para el renacer del ciclismo femenino en Colombia?
MR. Fundamentalmente establecer un trabajo publicitario al ciclismo para que pueda hacerle una sana competencia al futbol. Los medios de comunicación llevan la mayor responsabilidad, porque los ciclistas a diario ponemos nuestro granito de arena, y muchos parecen no darse cuenta. Y, obviamente, debe haber un aporte económico para poder tener delegaciones femeninas en diferentes certámenes deportivos. Sin dinero, no se logrará nada!