Usted está en:
Portada Internacional Pista Copa Mundo de Pista

      

Copa Mundo de Pista PDF Imprimir E-mail
Escrito por Hernán Payome Villoria   

Copa Mundo de Pista

Los días 16, 17 y 18 de diciembre la ciudad de Cali volvió a ser escenario de una Parada de la Copa Mundo de Pista, que designó como sedes a Belmourne (Australia), Cali (Colombia), Beijing (China) y Manchester (Inglaterra). Cali ha tenido la oportunidad de ser tenida en cuenta en diez oportunidades (desde 1996), pero ya son siete los países de América que postulan su candidatura para la temporada 2011-2012.



Una de las principales razones por las cuales la Unión Ciclística Internacional (UCI) tiene prelación por la ciudad de Cali, es justamente por las características técnicas del Velódromo Alcides Nieto Patiño el cual fue construido con motivo de los VI Juegos Panamericanos de 1971. Aunque ha sido objeto de varias remodelaciones en el transcurso de cuarenta años, en este momento cuenta con una pista en madera (Abarco del Chocó), cubierta en estructura metálica, excelente iluminación con más de doscientas bombillas y una pista rápida diseñada de la siguiente forma:

Longitud: 250m de largo x 7m de ancho
Inclinación máxima en los peraltes: 46°
Inclinación máxima en las rectas: 11°

 

La II Parada de la Copa Mundo de Pista, tuvo dentro de sus ingredientes más importantes el ser clasificatoria a los Juegos Olímpicos de 2012, razón más que suficiente para que allí hicieran presencia las máximas figuras de este deporte a nivel mundial; es el caso de los franceses Gregory Baugé, actual Campeón de la Velocidad Pura, Kevin Sireau medalla de plata en Velocidad Olímpica en 2008, dos veces campeón mundial en Velocidad por Equipos y récord mundial en los 200m con 9”572; la británica Victoria Pendleton, campeona olímpica de la Velocidad y seis veces campeona mundial en Velocidad Pura; Chris Hoy, escocés, tres veces campeón olímpico en Beijing 2008; el inglés Edward Clancy, campeón mundial del Ómnium; los alemanes Kristina Vogel, reina de la Velocidad y Robert Forstemann, medalla de oro en Velocidad Olímpica en los mundiales de Copenhague; la norteamericana Sarah Hammer, campeona olímpica de la Persecución, etc. Y Colombia, país anfitrión, estuvo representado por un excelente grupo de 15 ciclistas (9 hombres y 6 mujeres) encabezado por Juan Esteban Arango y la dirección de José Julián Velázquez (pruebas de semifondo) y John Jaime González (pruebas de velocidad).

La nómina de Colombia para las diferentes pruebas fue:

 

En Damas:
Velocidad: Diana García y Juliana García
Semifondo: Lorena Colmenares, María Luisa calle y Laura Lozano.

Hombres:
Velocidad: Leonardo Narváez, Fabián Puerta y Jonathan Marín
Semifondo: Juan Esteban Arango, Carlos Ospina, Weimar Roldán, Edwin Ávila, Arles Castro y Carlos Urán.

En total se dieron cita más de 380 ciclistas, quince de ellos medallistas olímpicos y diez recordistas mundiales.

El objetivo de los participantes, incluyendo obviamente a los ciclistas de Colombia, era acumular la mayor cantidad de puntos con miras a la clasificación para los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres. Y fueron precisamente los británicos quienes se llevaron el triunfo para sus países de origen (Inglaterra y Escocia), acumulando 109 puntos, seguidos por Francia (100) y Nueva Zelanda (62)

Se batieron marcas de la pista (Cali) como fue el caso del récord en la Velocidad por Equipos a cargo de los franceses Gregory Bougé, Kevin Sireau y Michel D´Almeida con un registro de 43,539 segundos. Y en la Persecución por Equipos fue la delegación de Nueva Zelanda la que se llevó los máximos honores imponiendo marcas de la pista tanto en varones (4,00,637 minutos), como en damas (3,22.202 minutos). El equipo neozelandés (Bewley, Westley, Ryan y Segent) impuso la marca cuando enfrentaba a Colombia en la lucha de los 4.000m Persecución.

Una de las pruebas más emocionantes y llamativas de la Copa Mundo fue el Ómnium, el cual fue ganado por el inglés Edward Clancy quien se impuso al colombiano Juan Esteban Arango. El colombiano, en una espectacular presentación, ya había doblegado al inglés en la Persecución Individual, con un tiempo de 4´25”092 y en la vuelta lanzada con 13”263 lo que lo ubicó inicialmente como el líder de esta modalidad. Sin embargo, en la prueba por Eliminación (una de las seis que comprende el Ómnium), Arango cometió un error que prácticamente le significó la pérdida de toda opción.

 

Otra de las pruebas que despertó los aplausos de los asistentes al Alcides Nieto Patiño fue la Persecución por Equipos, con un triunfo arrollador del equipo de Nueva Zelanda sobre la cuarteta colombiana que estuvo integrada por Juan Esteban Arango, Edwin Ávila, Weimar Roldán y Arles Castro. España se quedó con el bronce. A pesar de la derrota, la excelente actuación de los colombianos les permitió acceder a la segunda de las dos medallas de plata alcanzadas en esta Copa; la primera fue con Juan Esteban Arango en el Ómnium. El récord mundial para los 4.000m Persecución por Equipos está en 3´53”.314 (Gran Bretaña-Olímpicos de Beijing 2008).

En damas, la norteamericana Sarah Hammer demostró su supremacía al vencer a la canadiense Tara Whitten en el Ómnium.

Una de las sorpresas que entregó la Copa Mundo, fue el triunfo de la joven alemana Kristina Vogel sobre la experimentada Victoria Pendleton en la Velocidad Pura después de un tercer enfrentamiento. La inglesa reconoció el triunfo inobjetable de su rival y le aplaudió en un gesto de madurez deportiva.

Otro de los grandes que tuvo que admitir su derrota fue el francés Gregory Baugé frente al malayo Azizulhasni Awang en la prueba del Keirin. Tanto el francés como el joven ciclista de Malasia recibieron un fuerte aplauso del público presente.

El colombiano Fabián Puerta, especialista en la prueba del Keirin, superó el séptimo lugar obtenido en Melbourne (Australia) ubicándose cuarto en la ciudad de Cali.