Usted está en:
Portada Especiales De interés Un Giro abierto

      

Un Giro abierto PDF Imprimir E-mail
Escrito por Hernán Payome Villoria   



Giro 2016, con más favoritos que nunca.



Un Giro abierto


Por Hernán Payome Villoria


La edición 99 de la Carrera rosa que comenzará este viernes 6 de mayo en Holanda, no cuenta con un candidato único, con un súper monstruo; eso, para comenzar, ya la hace mucho más interesante.


Ante la ausencia de Contador, Quintana y Froome, los Tres reyes magos de la década, habrá más libertad de acción, más expectativa, pero no por eso menos tensión. Si en ediciones anteriores se hablaba de uno o dos candidatos al título final, en 2016 puede hablarse de más de cinco, todos con igual probabilidad de acceder al primer cajón del podio en Torino, el domingo 29.

Serán 21 etapas, tres de ellas en territorio holandés, incluyendo la crono inicial de 9,8 km en Apeldoorn; otra contrarreloj individual de 40,5 km de  terreno ondulado con tendencia al descenso, una cronoescalada de 10,8 km a una semana del final, seis etapas de alta montaña, cinco de media montaña y siete planas. El menú está servido sobre la mesa, exquisito y para todos los gustos.

Sin la presencia de Alberto Contador y Fabio Aru, primero y segundo en 2015, respectivamente, Mikel Landa, por jerarquía y antecedentes de temporada se perfila como uno de los más opcionados al título final. Aunque no acumula gran cantidad de kilómetros en 2016, su triunfo en el Giro del Trentino defendiéndose a capa y espada con su escudero Philip Deignan de los ataques del Ag2r y Astana, es buena carta de presentación para el corredor alavés. Sin los celos profesionales de su anterior Astana, Landa será el rey del SKY en la bota itálica.

Alejandro Valverde, veterano de mil batallas de las cuales siempre sale bien librado, se presenta por primera vez a la disputa del Giro de Italia. Con miles de carreras en su historial deportivo, jamás ha puesto un dorsal en su espalda en la carrera rosa. El haber sido podio del Tour de Francia a los 35 años da buen reflejo de su longevidad y resistencia. A eso hay que sumarle como credencial el haber ganado la Vuelta a Castilla y León, la Flecha Valona y la Vuelta a Andalucía en 2016. Está en su máximo nivel de temporada.

Rigoberto Urán se presenta como dos veces subcampeón del Giro (2013/14). Aunque es uno de quienes llega con mayor kilometraje en sus piernas, 2016 no ha sido la mejor temporada para el corredor de Urrao. Su décimo lugar en la Vuelta a Cataluña ha sido su mejor ubicación en un cuarteto de carreras por etapas que complementa con la Vuelta a Algarve (34), Tirreno Adriático (49) y un Tour de Romandía del cual no inició la última etapa. Su mejor crono individual (69) fue en esta última carrera. El cómo se ajuste a su nuevo equipo –Cannondale- se verá en la competencia.

Esteban Chaves:  con una excelente temporada 2015, ganando dos etapas, siendo líder y quinto en la general de la Vuelta a España, supo cerrar el año ganando el Tour Abu Dabi sobre el italiano Fabio Aru. Es uno de los corredores con menos kilometraje recorrido en competencia en 2016, siendo (30) en la Tirreno Adriático y (48) en la Vuelta a Cataluña. Contará como refuerzos en la escalada con Amets Txurruka (ex Caja Rural) y Rubén Plaza (ex Lampre Merida).

Steven Kruijswijk, el holandés del Lotto Jumbo; ya demostró de qué está hecho en el Giro 2015 al ser segundo en dos etapas, una de las cuales incluyó un espectacular ascenso al Mortirolo con posterior final en Aprica. Además se destaca su séptimo lugar en la general individual.

Rafal Majka llega como jefe de filas del Tinkoff, con el apoyo en la montaña de Jesús Hernández, el juvenil Jay Mccarthy y el italiano Manuele Boaro. Su tercer cajón del podio en España 2015 y el triunfo en tres etapas en su paso por el Tour (2015-2014), se suman a su palmarés con el quinto lugar en la Vuelta a Andalucía, su mejor carrera en 2016.

Tom Dumoulin, el gigante del equipo alemán, impresionó con su triunfo en dos etapas y el sexto lugar en la general de la Vuelta a España 2015. El mejor prospecto del nuevo Miguel Induráin aún tiene mucho qué demostrar en carreras de tres semanas para ser émulo del corredor navarro. Sin embargo comenzó un prometedor 2016 siendo (4) en el Tour de Omán, (12) en la París-Niza y (5) en el Tour de Romandía. Tiene a su favor en la edición 99 del Giro, la relativamente extensa contrarreloj de 40,5 kilómetros. No obstante, si se defendió bien en España en los rutinarios finales en alto, quizás la alta montaña de la carrera italiana no sea su mejor aliada. De momento aseguraría un Top 10.

Indudablemente, cuando de hablar de favoritos se trata, no puede dejarse de lado el nombre del ruso Ilnur Zakarin, corredor espigado del equipo Katusha, campeón del Tour de Romandía en 2015 y cuarto en la presente temporada. Su tránsito por el Giro le dejó en su bolsa la etapa 11, aquella que ganara el año pasado superando al colombiano del Ag2r, Carlos Alberto Betancur, hoy bajo la batuta de Eusebio Unzué en el Movistar español. Zakarin, uno de los mejores escaladores del mundo actualmente suma a sus fortalezas descender muy bien y desempeñarse con propiedad en las etapas contra el cronómetro. Su historial en lo corrido de 2016 no es de subestimar: (7) en la Vuelta a Algarve, (4) en la París-Niza, (7) en la Vuelta a Cataluña, (5) en la Lieja Bastoña Lieja y (4) en el Tour de Romandía. Esto lo faculta para firmar planilla el próximo viernes con el rótulo de favorito número uno.